top of page

Testimonio: Yisel

Updated: Feb 24


El crimen organizado: un detonante para la migración hacia USA


Existen diversas razones para que las personas salgan de sus países de origen. La mayoría de ellos deciden desplazarse para buscar una mejor calidad de vida, tanto para sí mismos como para sus familiares. En el caso de las personas indocumentadas que migran hacia los Estados Unidos los motivos pueden ser diversos: pobreza, marginación, desastres naturales, violencia, persecución o problemas con grupos armados.

Si bien existen personas que deciden migrar de forma voluntaria, muchos otros lo hacen de manera forzada, pues de lo contrario su vida estaría en riesgo, afectando también a sus seres queridos.


Este es el caso de Yisell, una mujer colombiana de veintiún años quien llegó a los Estados Unidos en octubre de 2022. Originaria de Colombia, ella y su esposo partieron de Cartagena el 24 de octubre hacia Panamá para después volar hacia México y seguir su tránsito hacia el país del norte. El motivo: persecución y amenaza a su esposo por parte de grupos criminales en Colombia.

El estado de vulnerabilidad en que se encontraban los hizo tomar la decisión de viajar y buscar nuevas posibilidades de vida en Estados Unidos. La migración forzada es un problema global que afecta a diversas sociedades. Muchas personas latinoamericanas se ven en la necesidad de huir de sus países debido a problemas relacionados con grupos delictivos.


La existencia del crimen organizado es un problema estructural en América Latina. En muchas ocasiones las vidas de personas inocentes son arrebatadas debido a circunstancias de estos grupos delictivos, quienes no dudan en amenazar, extorsionar o “desaparecer” a las personas con tal de lograr sus objetivos y negocios económicos. Debido a esto, diversas personas deciden abandonar su país por temor a ser asesinados.


Como bien se sabe, el proceso de migración reúne diversos espacios: puntos de origen, tránsito y destino. Durante su tránsito, Yisell y su esposo estuvieron en Ciudad de México, Guadalajara y finalmente en Hermosillo, para después cruzar la frontera hacia Arizona. A diferencia de otras experiencias, el tránsito por México fue tranquilo y sin inconvenientes. De manera que su viaje fue solamente cansado debido las distancias que hay entre cada ciudad.


A su llegada a Arizona, ambos fueron detenidos por las patrullas fronterizas, ahí fueron separados por géneros (hombres y mujeres) y llevados a diferentes centros de detención.


Yisell llegó el veinticinco de octubre de 2022 al Centro de Detención de Eloy. Ahí permaneció en cuarentena junto con otras mujeres alrededor de tres días, sin acceso al patio principal del Centro de Detención ni tampoco a las áreas comunes; esto por las medidas preventivas oficiales de Covid- 19. Posteriormente, fue integrada con la población general en donde pudo tener acceso a las áreas comunes y al patio.


De acuerdo con la ex-detenida la atención ahí fue buena y tuvo acceso a médicos y psicólogos. Sin embargo, la frustración y desesperación por no saber que le depararía fue una constante en esos días, hasta que pudo comunicarse con su familia vía telefónica, principalmente con su esposo quien ya se encontraba en libertad.


En Eloy, se comunicó con Subversivo gracias a los demás detenidos quienes le facilitaron el número telefónico. Una vez hecho esto Subversivo realizó todos los movimientos correspondientes para apoyarla con su fianza y ahora ella se encuentra en libertad.


El procedimiento a través del servicio legal por parte de Subversivo se realizó de forma rápida y clara, con un trato cordial. Una vez en libertad (el 11 de noviembre para mi) mi esposo y yo viajamos a Nueva York, hacia Manhattan, hacia 41st Street en donde más migrantes nos comentaron de un programa de ayuda para quienes recién habíamos llegado. Ahí, el Department of Homeless Service de Nueva York nos facilitó apoyo.


A través de esta asociación la pareja recibió comida y ropa, poesteriormente fueron trasladados a Queens en donde actualmente viven en el barrio de Jamaica, en un hotel junto con otras personas en situaciones similares.


El Department of Homeless Service de Nueva York, es una asociación que se dedica a facilitar vivienda temporal, alimento y ropa a quienes se encuentran en una situación complicada. A su vez, apoyan a las personas a conseguir empleo conectándolos con apoyos y otros servicios públicos, todo eso con la finalidad de que puedan instalarse y tener acceso a una vida estable e independiente.


Actualmente Yisell y su esposo están a la espera de cualquier indicación por parte de las autoridades, mientras tanto siguen en la búsqueda de un empleo para poder lograr una vida independiente en la ciudad de Nueva York.


No saben cuanto tiempo más podrán estar instalados en la vivienda que les facilitaron, por lo que su situación es incierta y a la deriva, pero con una cosa muy clara: jamás regresar a Colombia.


El equipo de Subversivo se ha mantenido en contacto con ellos después de su salida del Centro de Detención de Eloy, esto con la finalidad de saber sobre su situación y conocer más detalles a cerca de su paso y llegada a los Estados Unidos.


Subversivo tiene el interés de dar una voz a las personas migrantes a través de sus medios oficiales, y con ello informar con veracidad sobre su situación y sus verdaderos motivos, más allá del estereotipo y prejuicio sobre el migrante en América del Norte, pues cada experiencia es diversa y todos necesitan ser escuchados.


145 views0 comments

Recent Posts

See All
bottom of page