top of page

Testimonio: Alexandra

2023: El año más violento registrado en la historia de Ecuador

Uno de los principales conflictos que afecta a toda América Latina es la presencia de la violencia en sus diferentes formas, manifestaciones y niveles. En esta región del mundo la desigualdad y la pobreza han sido factores determinantes para un sinfín de conflictos y problemáticas sociales, como el narcotráfico y la corrupción. Si bien esto no es una novedad lo cierto es que durante los últimos años esto ha crecido de forma considerable, afectando cada vez más a cientos de miles de personas que habitan en estos países.


De acuerdo con las estadísticas nacionales de Ecuador, durante el año 2023 se registraron 7,592 muertes violentas, lo cual se traduce en una tasa de homicidio de más de 40 muertos por cada 100,000 habitantes. Lo anterior representa un aumento aproximado del 64% comparado con las 4,603 muertes registradas en el 2022. Así, el año 2023 se sitúa como el año más violento para Ecuador, con una tasa de homicidios que representa a una persona muerta cada 69 minutos (Statista, 2024).


Ejemplo de esta grave situación lo encontramos en la vida de Alexandra, una mujer ecuatoriana originaria de la ciudad de Quevedo quien tuvo que abandonar su país a causa de las circunstancias difíciles que aquejan a su país. En palabras de Alexandra, actualmente en Ecuador se vive una guerra interna por parte de diferentes grupos delictivos de narcotráfico. Lo anterior ha generado que mucha gente decida abandonar su país a causa de haber sido víctima de extorsión, persecución o secuestro por parte de estas personas.


Antes de su proceso migratorio hacia los Estados Unidos Alexandra se desempañaba como docente de una primaria en una zona marginada de la ciudad de Quevedo: El sector en donde yo trabajaba como docente es un lugar muy vulnerable. Se trata de la periferia de la ciudad en donde hay mucha pobreza, y cuya sociedad está integrada por exconvictos, personas con una historia difícil de vida. Debido a esto las familias de esta parte de la sociedad, por lo general, son disfuncionales: sufren de violencia, están desintegradas y los padres están ausentes para muchos menores.


Además de trabajar como maestra, Alexandra también tenía un negocio de comida el cual tuvo que cerrar debido a las “visitas” de gente inesperada que forma parte de los grupos delictivos y quienes comenzaron a extorsionarla para que les diera dinero a cambio de su “seguridad” y “protección”: comenzaron a disparar en las madrugadas a mi puerta, a presentarse de forma recurrente en mi negocio exigiéndome dinero. También me enviaban mensajes y me hacían llamadas constantes. Al final desistí y tuve que cerrar mi negocio, por temor a que me pudieran hacer algo.


Si esto no fuera suficiente, Alexandra menciona que también fue víctima de extorsión y persecución por parte de su exesposo, quien incluso la amenazó de muerte. Debido a esto Alexandra se tuvo que refugiar y andar a escondidas para hacer su trabajo ya que sabía que la tenían vigilada constantemente: Me divorcié de él a raíz de muchos años de violencia psicológica y física, esto fue algo que no toleró, y a pesar de haber aceptado sus términos para efectuar esto, él continuaba violentándome de diversas maneras.


La angustia y el temor ante esta situación suscitó en Alexandra la idea de huir de su país y buscar una mejor calidad de vida. Menciona que Quevedo (su ciudad de origen) es uno de los espacios más conflictivos de Ecuador en donde constantemente se sabe de asesinatos, desapariciones y extorsiones: antes de irme todos los días recibía noticias de que personas que yo conocía, amigos, compañeros, los habían secuestrado o que los habían asesinado.


Alexandra menciona que le decisión de emigrar hacia Estados Unidos fue de un día para otro y que realmente no tenía nada planeado. Viajó de Ecuador hacia el Salvador en un vuelo y de ahí en adelante todo su viaje lo realizó vía terrestre, por medio de camionetas y autos, hasta llegar a Tapachula, México, ciudad del sur fronteriza con Guatemala:


Afortunadamente mi viaje no fue tan complicado como me lo esperaba. Esto se debe a que tuve el apoyo y orientación de otras personas que ya habían hecho esto antes y me daban sus consejos e información. Nunca viajé sola porque siempre me unía a grupos de personas migrantes para evitar algún problema. Esto me dio mucha seguridad y me permitió concluir mi viaje hasta llegar a Estados Unidos.


El 15 de agosto de 2023 Alexandra llegó a la frontera de Estados Unidos con México y se entregó inmediatamente a las autoridades de inmigración. Después de ser trasladada a un Centro de Detención de ICE se le hizo su entrevista de miedo creíble en la cual expuso su caso y mostró todo tipo de evidencia con la que contaba para fundamentar sus motivos migratorios. Al día siguiente, en la mañana, uno de los oficiales de inmigración la citó y le hizo firmar unos documentos. De acuerdo con Alexandra este oficial le aseguró que, tras haber analizado su caso, ella tendría la posibilidad de estar en Estados Unidos hasta el 2027 y poder realizar la regularización de su estatus migratorio sin problema alguno:


“Toma mucha atención con lo que te voy a decir, me dijo el oficial. Te voy a dar un permiso de trabajo, una lista de abogados para que te apoyen en llevar tu caso y también te daremos el acceso a un curso de inglés de forma gratuita. Para mañana, a más tardar a mediodía, vas a estar en un albergue y ahí tendrás la posibilidad de comunicarte por teléfono con tus familiares para que te apoyen.” Ahí firme esos papeles y me retiré. Esperé al día siguiente a que me llamaran, pero nunca lo hicieron. Permanecí cinco meses detenida en las instalaciones.


El sábado 19 de agosto de 2023 Alexandra fue trasladada al centro de detención de Luisiana. Ahí tuvo la oportunidad de comunicarse con sus familiares y buscar a su tío, quien actualmente es su patrocinador y quien le he apoyado en todo su proceso. Alexandra comenta que tenía conocimiento de que en Estados Unidos existe una ley que ampara a las personas que son víctima de violencia extrema y persecución: pronto comencé a reunir todo mi expediente y presentarlo a la jueza que llevaría mi caso, aquí se presentaba que había sido victima de violencia doméstica, persecución y extorsión. Durante su detención – que fue de cinco meses, el 19 de agosto de 2023 hasta el 18 de enero de 2024 – Alexandra tuvo tres cortes:


Lloraba todo el tiempo. Tuve una crisis emocional, mis compañeras siempre me estuvieron apoyando e igual yo a ellas. Es algo muy duro, por más de que tengas un espacio en donde dormir y comida, el proceso de estar detenida es algo muy difícil. Muchas de mis compañeras tras su primera corte, decidieron que las deportaran, casi la mayoría se fueron en ese momento. Yo fui de las pocas personas que se quedó hasta el final.

A pesar de la frustración de haber elaborado un buen expediente ante la jueza y no obtener respuesta ante sus peticiones Alexandra decidió seguir esperando para ver si solicitud procedía pues de acuerdo a la información obtenida se le mencionó que por su situación no podía aplicar para un asilo, pero sí para libertad condicional. No obstante, esto nunca se logró.


Muchas compañeras ya habían contratado abogado, pero no a todas les daban fianza. Se revisa muy a detalle el caso de cada persona. Yo era de las personas que mandaban en cada oportunidad toda la información, pruebas de mi situación, el contacto con mi patrocinador (mi tío), cartas, solicitudes tanto a ICE como a mi juez. Al menos lo hice como unas 7 veces. Siempre me respondían que estaba en lista de espera.


Finalmente tomé a un abogado porque veía que las fianzas eran muy altas. Él tenía conocimiento de ustedes (Subversivo). A mi amiga la liberaron rápido, en una semana y fue el abogado quien le brindó el contacto de ustedes como un servicio profesional legal que apoya a diversos migrantes para salir de detención a través del pago de sus fianzas. Así me enteré de ustedes.


En este momento Alexandra se encuentra en búsqueda de regularizar su estatus migratorio para estabilizarse de forma legal así desempeñarse laboralmente. Sin ningún inconveniente. Menciona que por el momento no tiene planeado volver a Ecuador y que si regresa sería de visita y con la intención de traer a su familia a Estados Unidos.

14 views0 comments

Recent Posts

See All

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page